Skip to main content

Un solo y gran Sindicato

Para mas informaccion, lea el Gran Sindicato - PDF

One Big Union

Qué es la iWW?

La IWW es la Industrial Workers of the World. (Trabajadores Industriales del Mundo), conocido a veces como los "Wobblies"), una organización laboral democrática, compuesta por obreros de fila dedicada a estimular el poder obrero en los centros de trabajo.

Dirigido por los trabajadores

La IWW está dirigida por sus miembros, no por un conjunto de empleados a sueldo, ni por patrones laborales. Nuestra unión tiene sólo un oficial pagado a tiempo completo, el Secretario General-Tesorero. Todos los oficiales en general son electos cada año por toda la membresía. No hay "oficiales de carrera" en la IWW  Cada rama local elije sus propios oficiales y tienen completo control sobre los asuntos de su local, después que se atenga a la constitución de la IWW. Nadie más puede decirles a los miembros que estén en sus trabajos que se vayan a la huelga, que terminen una huelga, o que tomen cualquier otra acción laboral.

¡La acción directa da resultado!

La lWW usa la solidaridad, el poder que resulta de que los obreros se mantengan unidos, para ganar las demandas. No dependemos de contratos, de agencias gubernamentales, de leves, o de las cortes, aunque a veces las usamos como recurso. Nuestro lema es "el que hiere a uno, hiere a todos". Si un obrero es tratado injustamente, o forzado a hacer tareas peligrosas, o estafado en su salario, eso afecta todos los compañeros de trabajo, y éstos tienen que tomar acción para que este abuso pare. En la IWW no le mendigamos al patrón, ni le pedimos a los burócratas que resuelvan nuestros problemas. Sabernos que juntos somos lo suficientemente poderosos como para obtener lo que queramos a través de la acción directa—el usar nuestro poder económico para ganar las demandas.

Tu patron está organizado, ¿por qué tú no?

Trabajas para una compañía—una organización grande de patrones. Los patrones usan su poder económico para enriquecerse de tu trabajo, y para obligarte a seguir sus órdenes. Ellos alegan de que siguen una política de puerta abierta, pero si tratas de luchar solo te darás cuenta de que la puerta abierta dice 'SALIDA'. En la IWW tú y tus compañeros de trabajo pueden retener los golpes del patrón, con tu propio poder organizado para ganar mejores salarios, mejores horas de trabajo, condiciones laborales más seguras, y más que todo

RESPETO EN EL TRABAJO.

Los organizadores de la IWW están en la calle, trabajando para ayudarte a organizarte. ¡Pídele a uno de ellos la aplicación de admisión a la IWW, hoy mismo!

El Preambulo de la I.W.W

La clase trabajadora y la clase patronal no tiene nada en común. No puede haber paz, meintras el hambre y la necesidad se encuentre entre millones de trabajadores en tanto que unos pocos, que componen la clase patronal, disfruten todas las delicias de la vida.

Entre estas dos clases habrá lucha hasta que los trabajadores del mundo se organicen como clase, tomen posesión de la tierra y la maquinaria de producción y anulan el sistema de salarios.

Encontramos que la centralización del manejo de las industrias imposibilita a los sindicatos de oficios los incapacita para luchar ventajosamente contra el creciente poder de la clase patronal. Porque los sindicatos de oficios han creado una situación tal que hace que un grupo de trabajadores luche contra otro grupo de trabajadores en la misma industria, ayudando asi a ser derrotados en las luchas del salario. Más todavía esas agrupaciones ayudan la clase patronal engañando a los trabajadores haciéndoles creer a los trabajadores que sus intereses son los mismos que los de sus patrones.

Estas condiciones pueden ser cambiadas y el interés de la clase trabajadora sostenerse solamente por una organización formada de tal manera que todos sus miembros en una industria o en todas las industrias, si es necesario, gocen de trabajar, en todo tiempo que haya huelga o cierre en un departamento, haciendo así que un daño a uno es un daño a todos.

En lugar del lema conservador de "Un buen salario por un buen día de trabajo," debemos inscribir en nuestra estandarte la divisa revolucionaria, "Abolición del sistema de salarios."

Es la misión histórica de la clase trabajadora hacer desaparecer el capitalismo. El ejército de la producción debe ser organizado, no solamente para la lucha diaria contra el capitalismo, pero también para llevar a cabo la producción y distribución cuando el capitalismo haya sido derrocado. Organizándonos industrialmente estamos formando la estructura de la nueva sociedad dentro de la cascarón de la vieja.